martes, 15 de agosto de 2017

El perro y la procesionaria


Orugas que pueden intoxicar a los perros.

Taberna castiza


"El Bar"actúa como parábola necesaria sobre todo en el momento actual que advierte del peligro de dejarse arrastrar por el miedo y la desconfianza, de los males del individualismo moderno, donde un centro ciudad a pleno sol y repleto de gente no es sinónimo de lugar seguro en que tus convecinos te van a echar una mano, y de lo fácil que es dejarse llevar por la bajeza moral. Y hay que agradecer al cine de Álex de la Iglesia que, de vez en cuando, nos los recuerde. (Texto del artículo "Cine". Diario El Confidencial. 24-3-2017)